viernes, 29 de mayo de 2009

Europa, el aceite y la oliva

Europa y sus instituciones tienen cada día más influencia en nuestras leyes y en nuestras vidas. Su influencia y sus decisiones, sobre todo económicas, son determinantes en actuaciones económicas y lo podemos obsevar en la actuacción de esta semana con respecto al almacenamiento del aceite de oliva.
El precio del aceite ha caído en picado y la Comisión ha adpotado medidas al respecto.




La Comisión Europea ha presentado una propuesta para permitir a los productores de aceite de oliva participar en una licitación a fin de disfrutar de una ayuda al almacenamiento privado de aceite de oliva virgen y virgen extra durante un periodo de 180 días y con una cantidad máxima de 110 000 toneladas. Esta medida responde a un descenso significativo y prolongado de los precios en la UE. Los precios del aceite de oliva han disminuido continuamente en la UE desde principios de la campaña de comercialización 2008-2009. En varios mercados representativos importantes, los precios del aceite de oliva, especialmente de las calidades virgen y virgen extra, se han mantenido en las últimas semanas por debajo de los umbrales de activación previstos para las ayudas al almacenamiento privado (1 779 euros/tonelada para el aceite de oliva virgen extra y 1 710 euros/tonelada para el aceite de oliva virgen).

Cuando el mercado sufre serias perturbaciones, por ejemplo, cuando los precios caen por debajo de los umbrales de activación, la Comisión puede conceder una ayuda al almacenamiento privado. En el caso del aceite de oliva, ello requiere la apertura de un procedimiento de licitación. Los operadores propondrán mantener almacenadas determinadas cantidades de aceite de oliva virgen y virgen extra durante 180 días, solicitando como compensación un determinado importe de ayuda por tonelada y por día. Se aceptarán las mejores ofertas y los pagos se efectuarán al término del periodo de almacenamiento. Dadas las actuales condiciones del mercado, una cantidad máxima de 110 000 toneladas parece suficiente para reequilibrar el mercado del aceite de oliva.
La Comisión podrá prolongar esta medida basándose en las previsiones de producción para la próxima campaña (2009-2010), que se conocerán en el transcurso del presente año.
La licitación se iniciará lo más pronto posible durante el mes de junio y los periodos de almacenamiento privado subvencionado podrían comenzar en los meses de junio y julio.

Y es que la producción del aceite, tal como se ha pagado esta campaña la oliva, tiende al desastre. Algún alcalde de las zonas más productoras de España me llegó a comentar que las tareas agrícolas que correspondía realizarse en esta época del año, se están dejando sin hacer por la falta de madios debido a lo poco que se pagó la cosecha.


Todos sabemos que a 0,30 céntimos de euro el kilo de olivas, no da ni para recoger la cosecha.




1 comentario:

gemaparicio dijo...

jia jia jooooooooooooooo, Julia Vicente : alcaldesa, ya era hora, alcorisa, tambien tiene derecho a tener buenos gobernantes.

un saludo a todos